Tuesday, 21 January 2014

Una forma diferente de cambiar…


Tal vez, de la forma en que ya lo habíamos intentado en varias oportunidades, ya no funcionaría, y con el compromiso de un puñado de líderes de distintos niveles nos dimos a la tarea de transformar la Cultura Organizacional.  Sin embargo después de  tantas experiencias pasadas, nos asaltaba una pregunta fundamental :  ¿Como garantizar el éxito en esta oportunidad?.

Era entonces el momento de recurrir a una frase de Albert Einstein que ya en otras oportunidades nos había resultado muy útil :  “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”.  
Si lo que buscábamos en este momento era logar que los integrantes de la organización hicieran las cosas de una manera distinta, teníamos que modificar la forma en que se comportaban dentro e incluso fuera de la organización.


Nos fue muy útil encontrar un objetivo de transformación compartido por una buena parte de casi 2000 personas, diseñar una estrategia de comunicación interna que reforzaba de manera permanente los nuevos comportamientos esperados,  desarrollar un programa de entrenamiento corporativo para fortalecer las capacidades individuales y colectivas en los atributos de la Cultura definidos. Contamos con el apoyo decidido  de la mayor parte del equipo directivo y se destinaron los recursos  financieros necesarios para apalancar el proceso.

Pero lo que realmente se constituyó en un éxito de la transformación hacía la nueva Cultura, fue la consolidación de un pequeño grupo de personas (30) de todos niveles de la organización, con un elevado nivel de influencia, al que llamamos el Equipo Triple A (Equipo AAA). 

Dos características resaltaban sobre el :
1. No era un Equipo de Cambio ( Change Management Team) y 
2. Ninguno de sus integrantes hacía parte del la Alta Dirección ( No Gerentes, No Directores , No VP`s) . 

Era solo eso un pequeño grupo de personas con un enorme deseo de contribuir en este proceso y cuya  misión fundamental estaba en desarrollar acciones específicas tendientes a facilitar la incorporación de los nuevos comportamientos asociados a la Cultura a lo largo y ancho de la Organización. 


Los resultados no se hicieron esperar, la transformación de a cultura era notable, los nuevos comportamientos se empezaban a incorporar en la organización y en menos de un año ya contábamos con otro grupo de 30 colaboradores ansiosos por hacer parte del nuevo Equipo AAA. 

Allí sin saberlo en el año 2006 tuve mi primer encuentro con Viral Change – el Cambio Viral, una forma diferente de cambiar.

Franklyn Mahecha A
Managing Director
Viral Change LATAM

2 comments:

Anonymous said...

muy bueno el post, pienso que los cambios en una organización deben ser liderados por la Alta Dirección para que su liderazgo permita generar sentido de pertenencia en los demás niveles y de igual forma se vean los resultados. Gracias MAR

Jorge Posada said...

Muy interesante esta nueva postura de los equipos de trabajo AAA y lo que mas me llama la atención es justamente que el primer requisito no es la necesidad del liderazgo de la alta dirección, sino, el compromiso decidido de un grupo mixto de la organización que tiene claridad de la necesidad del cambio, y motivación para realizarlo.